Cuando nuestro perro lleva muchos años con nosotros y ya es parte de la familia; ¿qué debemos hacer para que tenga una buena vejez?.


 


Primera pregunta : ¿desde cuándo es viejo?

Si nuestro compañero es de tamaño pequeño, se le considera geronte desde los 12 años, si es de tamaño mediano será de tercera edad a los 9 años, y si es de tamaño grande o gigante lo podemos considerar viejo ya a los 7 u 8 años, es decir la edad cronológica toma distintos matices de acuerdo al tamaño.

La vida moderna, con sus alimentos balanceados, cada vez más especializados y completos , los controles médicos, las desparasitaciones periódicas tanto externas como internas y otras tantas cosas , han llevado a que los perros, al igual que los gatos, vivan mucho más tiempo que hace 20 años junto a nosotros y la etapa de adulto mayor es cada vez más larga, de ahí que es importante no la edad que alcance , sino como se llegará a ella en cuanto a salud y condición física, el objetivo central es que cuando nuestro amigo sea mayor podamos disfrutar de su compañía y sus habilidades como guardián durante el mayor tiempo posible.

Hay varias recomendaciones que quiero sugerir para que podamos disfrutar de tiempo de calidad con nuestra mascota.




La Alimentación

Es el principal gasto en la mantención de nuestra mascota; la alimentación debe ser un preparado comercial y las características de tal alimento deben satisfacer todas sus necesidades, por ejemplo:

   Proteínas: considerar lo que realmente va a ser absorbido por el perro, fuentes proteicas de buena calidad, por lo general un 26 %. Es bueno tomar el hábito de leer las etiquetas , en ellas sale el detalle de toda la composición.

   Grasas: el alimento debe contener no más de un 9%, la tendencia es que se mantenga sano y delgado para que pueda desarrollar una vida activa, pero que tenga su pelaje sano y brillante.

   Fibra: para un adecuado proceso digestivo ésta es imprescindible en su dieta.

   Vitaminas y minerales: para mantener piel y pelaje en condiciones de soportar los procesos de envejecimiento que son normales e inevitables.




Hay en el mercado alimentos para cada etapa de la vida, sobre todo en la “tercera edad”, la etapa más larga de toda su vida, especialmente para mantenerlo en buena condición física, solo debemos preocuparnos de buscar un distribuidor que nos ofrezca variedad y que lo tenga disponible cada vez que necesitemos.

Además hay disponibles una gran variedad de suplementos nutricionales diseñados para cada etapa de desarrollo, seguramente su veterinario lo puede aconsejar respecto al más adecuado y a cuando debe ser entregado.




Ejercicio

Es importante, tanto para la salud del perro y de sus dueños , realizar actividad física habitualmente , aunque sea en forma moderada, por ejemplo una caminata de 20 minutos por día. Esto lo ayuda a mantener la salud de sus articulaciones y corazón, además de dar un espacio de distracción y esparcimiento con su dueño. Siempre con collar y traílla, para evitar accidentes.


Controles de salud

Con el desarrollo de la Medicina de Animales Menores, léase la que atiende la salud de las mascotas, ha cobrado importancia la medicina preventiva, lo que en el caso de los perros y gatos más viejos, lleva a que deben ser llevados al veterinario por lo menos una vez al año para sus vacunas, desparasitaciones periódicas y cuando se presenten signos de enfermedades. Esto cobra especial importancia cuando en estos controles se realiza un examen clínico exhaustivo, muchas veces acompañado de exámenes de laboratorio, ya que permite detectar en forma precoz por ejemplo el inicio de una enfermedad cardíaca, presente en cerca del 80% de los pacientes mayores a 12 años , o actuar precozmente ante tumores mamarios, que están afectando a más del 60 % de las hembras no esterilizadas y es una de las causas de muerte en ellas.




Salud Dental

Si bien no es un problema común en los caninos de tamaño grande, si es un problema complejo en los de tamaño pequeño, de dieta más variada, y muchas veces más regaloneados por sus dueños con golosinas. Es muy frecuente que éstos desarrollen sarro dental e inflamación de sus encías, lo que recibe el nombre de Enfermedad Periodontal, patología bastante común, que se caracteriza por mal aliento y pérdida de piezas dentales , lo que lleva a que nuestros mascotas sufran de dolor y otros molestias. También pueden presentar enfermedades crónicas como la Insuficiencia renal u otras.




Enfermedades Articulares

Es común en los perros de tamaño grande el desarrollo de patologías osteoarticulares, las que deben ser prevenidas y detectadas lo antes posible, en especial los perros y perras de raza, debido a que son problemas altamente heredables, como la Displasia de cadera, entre otras.


Síndrome de Disfunción Cognitiva

Este cuadro, que es la versión canina del Mal de Alzheimer , ha cobrado importancia y ha ido apareciendo con mayor frecuencia en las estadísticas respecto a las enfermedades que afectan a nuestras mascotas , es importante detectarla precozmente para frenar su avance, bastante insidioso en un comienzo.


Todo lo anterior lleva a deducir que los cuidados que debemos dar a nuestros amigos cuando van avanzando en su vida, son muy similares a los que debemos considerar cuando nosotros vamos envejeciendo.

Sin embargo, debo recordar que ellos no nos dirán que les duele o molesta por lo que debemos acompañarlos y hacer todos los esfuerzos para que esta etapa sea lo más confortable posible.


 


Dra. Ana Gabriela Vargas

Docente Facultad de Medicina Veterinaria Universidad de las Américas