Las zoonosis, conocidas como las enfermedades transmisibles en condiciones naturales entre vertebrados superiores y las personas, constituyen un importante problema de salud pública por su magnitud, distribución, complejos ciclos de transmisión y dificultades para enfrentarlas. Cerca del 60% de los agentes conocidos afectan tanto a poblaciones humanas como animales, además representan sobre el 75% de las enfermedades emergentes y re-emergentes.


Dr. Ignacio Troncoso Toro

Diplomado Patología Médico Veterinaria

Estudiante Doctorado Ciencias Veterinarias, Universidad de Concepción

Docente Escuela de Medicina Veterinaria

Universidad Santo Tomás, sede Concepción

Servicio Patológico Veterinario (SERPAVET)

ignaciotroncoso@santotomas.cl

 


Donde la globalización comercial y de las personas, animales y sus mercancías y las alteraciones climáticas, han generado el ambiente ideal para la reaparición y emergencia de estas enfermedades, generando dramáticos efectos en la vida y la salud de las personas, y provocando gran impacto en la economía de los países.


El reservorio y fuente principal de zoonosis son las mascotas, en especial para niños e inmunodeprimidos. Un trabajo de Abarca y colaboradores (2002) reportó la presencia de mascotas en 58% de los hogares de sujetos inmunocomprometidos, tanto adultos como niños, siendo la gran mayoría perros y gatos (78 y 31 %, respectivamente), seguidos de aves (21%) y mascotas exóticas (5 %).


Nuestras mascotas menores (perros y gatos), han adquirido cada vez más relevancia en salud pública al conocerse el rol como potenciales vectores de infecciones tanto entre las mascotas como hacia las personas de las garrapatas que los infestan. Se han descrito mas de 800 especies de garrapatas, de las cuales al menos 58 especies han sido encontradas en perros. De las 58 especies, tres de éstas han sido confirmadas como ectoparásitos de perros y gatos en Chile, de la familia Ixodidae: Amblyomma tigrinum, Amblyomma triste y Rhipicephalus sanguineus. Si bien existen reportes de hallazgos de Amblyomma maculatum e Ixodes ricinus, actualmente no existe claridad de si estas especies están presentes, ya que el único reporte de éstas dos especies se realizó en los años cincuenta y podría tratarse de un error de identificación.


Rhipicephalus sanguineus es una especie de gran importancia en medicina veterinaria y salud pública, ya que es vector de más de 20 enfermedades. En Chile existen antecedentes de al menos 5 de estas enfermedades: Anaplasmosis, Ehrlichiosis canina, Piroplasmosis equina, Filariasis canina y enfermedad de Lyme, siendo la primera la de mayor importancia en nuestro país debido a su carácter zoonótico y sobre la cual existen reportes de casos.