En las fiestas de fin de año todos queremos pasar momentos felices y disfrutar junto a nuestros seres queridos. Pero ¿qué ocurre con nuestras mascotas? Para nuestros regalones esta época resulta ser un tanto riesgosa, dado se ven expuestos a situaciones estresantes como exceso de ruido dentro y fuera de nuestras viviendas, acceso a fuentes de alimentos no indicadas y riesgos de quemaduras, entre otros eventos peligrosos.


A continuación menciono algunos consejos para que nuestras mascotas puedan pasar estas fiestas que se aproximan sin mayores problemas.

I.- Indiscreción Alimentaria

Quizás la causa más frecuente de consulta en el periodo de las fiestas de fin de año son los cuadros digestivos principalmente causados por indiscreciones alimentarias. Una indiscreción alimentaria es el nombre que se le da a la ingesta de un alimento que no es habitual en la dieta de la mascota, ya sea por que ella lo encontró (o hurtó) o bien porque directamente su propietario se lo suministró (“me miraba tanto que solo le di a probar una pequeña cantidad, para que no se le rompiera la hiel”). Los alimentos a los que pueden acceder las mascotas en periodo de fiestas van desde golosinas, restos de asados, papas fritas, pan de pascua hasta incluso bebidas alcohólicas. Todo estas sustancias van generar cuadros digestivos que pueden ocasionar desde una simple gastroenteritis, con vomito y diarrea, hasta pancreatitis que puede tener secuelas permanentes en la salud del animal.

Se aconseja entregar a las mascotas solo su pellet habitual y evitar las situaciones que le permitan obtener otro tipo de alimentos.

II.- Miedo a los fuegos artificiales

El temor a las explosiones y ruidos fuertes tiene un origen innato en las mascotas y se explica por la alta sensibilidad que poseen los animales ante estímulos sonoros intensos.

La explicación a esta peculiaridad la encontramos en los ancestros caninos y felinos que para poder atrapar su alimento, tuvieron que agudizar su sentido auditivo con el fin de localizar a su presa. En cuanto a la percepción de sonidos distantes, los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia cinco veces mayor que un ser humano.

Todas estas características provocan a nuestras mascotas ‘hipersensibilidad auditiva’, donde los ruidos fuertes o explosiones provocados por pirotecnia pueden causarles pánico y provocar que manifiesten conductas no habituales, tales como huidas, miedo, agresividad y otra clase de trastornos.

La mejor forma para evitar incidentes no deseados es disponer a nuestros animales en un recinto donde estén cómodos, con sus juguetes habituales. También se recomienda el uso de jaulas de transporte. Para lo anterior hay que habituarlos previamente a esta habitación y que así se conviertan en su ‘refugio’: un lugar en el que puedan hallar protección y tranquilidad. Si la mascota es muy apegada a sus propietarios, estos deberán permanecer junto a ella en las horas en que se presenta el mayor numero de explosiones de fuegos artificiales, a fin de que se sienta segura evitan que se autolesiones o simplemente se escape.

En este punto es importante mencionar que aquellos animales en tratamiento de epilepsia deberán previo a las fiestas ser evaluados por sus veterinarios, dado que existe una mayor probabilidad que presentes crisis convulsivas por el stress del ruido provocado por los fuegos de artificio.

III.- Regalos para la mascota

Son muchos los propietarios que consideran a sus mascotas como un miembro más de la familia y como tal les compran regalos en Navidad. La compra de un regalo para la mascota al igual que elegir un regalo para un niño involucra evitar objetos pequeños que puedan ser tragados fácilmente, no se debe adquirir juguetes que tenga extremos agudos o bordes afilados que puedan lesionarlos; en fin tener presente un sin numero de precauciones para evitar que sus regalones se lesionen con el obsequio.

Lo mas indicado es adquirir es tipo de obsequios en tiendas especializados o Petshop. Y por último evite entregar el obsequio envuelto en papel de regalo, que por sus colores y aroma resulta muy atractivo para los animales, por lo generalmente tienden a consumirlo.

IV.- Cuidado con las guirnaldas de luces

Las guirnaldas luminosas que adornan nuestras hogares durante estas fiestas constituyen, por sus brillos y algunas por sus melodías, un objeto muy atractivo para las mascotas en especial si estas son cachorros. Evitemos dejar los cables al alcance de los animales ya que es un peligro inminente de electrocución.

V.- Viajes y traslados

Otras situaciones riesgosas son los traslados a casas de familiares que se realizan en compañía de nuestras mascotas. El viaje en si les provoca stress, sobre todo a los gatos.

En el caso de los gatos, la mejor opción, si únicamente van a ser 3 ó 4 días, es dejar al felino solo en casa con abundante comida y bebida, las bandejas de arena limpias y alguna más preparada por si acaso. La casa debe estar bien cerrada y con ventilación: teniendo cuidado con las puertas, no vayan a cerrarse por alguna corriente y dejar a los gatos aislados sin agua o comida. Lo mejor es dejarlas abiertas y atrancadas y, sólo en último caso, que alguien conocido y de confianza visite al gato su ausencia.

VI.- Hotel de mascotas

Una buena alternativa cuando se sale de vacaciones es llevarlos a un hotel canino. Si los propietarios se deciden por esta alternativa es esencial poseer referencias de las instalaciones, como también de las personas que trabajan en el local, qué trato otorgan, qué organización tienen, cómo son los habitáculos, juegos, comida, higiene, etc. Observe siempre que los corrales sean individuales y se encuentran aseados a fin de que su mascotas no para contraer enfermedades durante la permanencia en ese recinto.

Deberíamos llevarlos antes a conocer las instalaciones y, si el personal que nos atiende sabe hacer su trabajo, conseguirán que esta primera impresión sea agradable para ellos, por lo que en posteriores visitas o estancias el animal se sentirá a gusto.

 


Luis E. Raiteri R.

Médico Veterinario - Universidad de Chile

Pozo Almonte N° 295 - Los Monjes

Centenario - Los Andes

Teléfono: 34- 2469968